Visita a la Chacra de Nuestra Amiga Angélica – Mercedes Llanos

El martes pasado tuve la gran oportunidad de visitar la chacra de Angélica, una amiga que me hice aquí en San Roque.  Angélica tiene 21 años, y ya a su corta edad tiene sus estudios completos en Agronomía, trabaja con niños 1 a 3 años, tiene ya armada su propia huerta orgánica, ¡y además de todo eso tiene una hija de seis años!  La verdad es que esta chica es una mujer excepcional.  Ella es muy divertida y amigable, me ha hecho sentir muy cómoda aquí en el pueblo de San Roque.

Comenzamos el recorrido saliendo de la plaza principal, donde ella vive.  Es una caminata corta pero hermosa hasta llegar a su chacra.  Angélica me cuenta que ella va corriendo hasta su chacra todos los días como parte de su ejercicio diario.  Todos los días tiene que alimentar a sus pollitos.  Nuestro entorno es increíble mientras caminamos hacia la chacra, abundancia de árboles y flores, cruzamos una bella quebrada, amazonia plena.

Su chacra tiene tres partes.  Al llegar nos encontramos con la parte que solo pertenece a Angélica.  Allí me enseña su huerta orgánica y reconozco su inmenso amor por lo que hace.  Dice que la mejor parte del día es ir a la chacra.  Ella adora la naturaleza.  Me cuenta un poco sobre cada una de sus hortalizas, frutas y verduras,  y algún que otro secreto sobre sus usos medicinales.  Luego subimos un poco a darle de comer a los pollitos.  Ella ama a sus pollitos.  Me cuenta que le da mucha pena venderlos, que ya son como sus hijos.  ¡Tuve la oportunidad de darles de comer!  La verdad que sí, son muy tiernos y se nota que están muy acariñados con Angélica.  Es su mama.

Subimos hacia la segunda parte de la chacra, la vista cada vez más hermosa.  Vamos pasando varios árboles frutales que nunca había visto antes.  Uno de ellos es el tumbo.  Una fruta deliciosa que compartimos sentadas en un banquito.  El tumbo es una fruta grande como un melón, con la misma contextura pero con un leve sabor a piña. ¡La verdad que me encanto!

IMG_5404
El Tumbo

Después de darle comida a las gallinas de su tío, nos metemos en la parte más alucinante para mí.  Un caminito escondido que nos lleva hacia la cima de su chacra, la tercer parte.  Este camino no es común y corriente, es empinado y lleno de plantas.  Me sentía como una aventurera explorando el Amazonas.  Selva Pura.  A su lado aprendí mucho sobre distintos tipos de plantas, y arboles amazónicos.  Vi muchos árboles de cacao, café, plátanos, limoneros, naranjas, y otras más exóticas cuyos nombres no recuerdo.

Subir hasta la cima y disfrutar del entorno amazónico, los cerros, el cielo, la inmensidad de la naturaleza, realmente fue una sensación única e inolvidable.  Angélica es una persona excepcional que solo radia amor, ella siempre esta sonriente y sabe hacernos reír.  El paseo a la chacra de Angélica fue una gran aventura y se lo recomiendo a toda persona que quiera conocer un poco más de lo que es la vida cotidiana en un pueblo amazónico.

IMG_5393

San Roque friends – village farms

tarjetas sacharuna 1-01

ojoamazonico-1

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s